Las Encías infectadas son un grave riesgo para la Salud del Paciente

Las encías inflamadas, hinchadas o irritadas: ¿Son precursoras o nos alertan de posibles ataques cardiacos, embolias, diabetes, osteoporosis y bebés con bajo peso al nacer?

En la comunidad odontológica el tema de la relación entre encías enfermas y enfermedades sistemáticas se ha venido estudiando e investigando de tiempo atrás, ahora ya existen resultados que en principio lo confirman. Es necesario que el dentista se informe de la salud de otras áreas del cuerpo de sus pacientes y no tan solo de la cavidad oral, esto con el fin de ver el posible eslabón entre enfermedades bucales y otros padecimientos.

El 42% de los dentistas afirman que la enfermedad de las encías es el problema que va en aumento entre sus pacientes, y es un tema al que la mayoría de ellos no le da importancia, ya que las encías aún enfermas en un principio no duelen.

La enfermedad periodontal o de las encías es una condición en que los tejidos que soportan y rodean a los dientes son atacados por una bacteria y si no se atiende este problema el resultado puede ser: pérdida de los dientes.

Los signos que nos indican que las encías están enfermas son: encías muy rojas, inflamadas o hinchadas que sangran fácilmente, mal aliento y/o mal sabor de boca, dientes permanentes se aflojan o separan. Es posible tener enfermas las encías y no percatarse de ello, por eso las revisiones periódicas con un cirujano dentista son muy importantes.

Las investigaciones preliminares han descubierto que las bacterias que causan enfermedades de las encías pueden estar ligadas a enfermedades en otras partes del cuerpo, por esto es de suma importancia hacer hincapié en una buena higiene bucal; la meta es eliminar la conexión entre enfermedad de las encías y enfermedades sistemáticas. Esto incluye que el dentista detecte a tiempo las infecciones para concientizar al paciente que las enfermedades de las encías no deben de ser tomadas a la ligera.

Una de las teorías que explicaría la conexión ya mencionada es la siguiente: las bacterias que están dentro de las encías infectadas pasan directamente al torrente sanguíneo, causando coágulos e inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos dando como resultado embolias y problemas de insuficiencia coronaria. En las mujeres embarazadas estas bacterias pueden producir químicos inflamatorios que potencialmente sean la causa que haga dilatar el cervix y contraer el útero, teniendo como resultado bebés prematuros y de bajo peso al nacer.

Los expertos concuerdan en que las investigaciones sobre el tema apenas están en su fase inicial, es prematuro hablar sobre una conexión definitiva, pero mientras se avanza y descubre más sobre la conexión entre enfermedad de las encías y las enfermedades sistemáticas, es conveniente informar a los pacientes sobre los riesgos, enseñarles buenos hábitos de higiene bucal, recomendarles usar en el hogar productos con ingredientes antibacteriales y visitar a su dentista dos veces al año.